Agónico empate en la Niebla

Por Andrés Margolles

Madrid. Víspera de Nochebuena. Neblina y frío en Leganés. Las tribunas del Estadio Municipal de Butarque llenas. No es para menos, el equipo local lleva 6 partidos sin perder en la mejor Liga del Mundo. Los dirigidos por el argentino Mauricio Pellegrino han encontrado el equilibrio en un 3-4-1-2 que viene desbaratando estrategias propias y ajenas.

Esta tarde lo visita ni más ni menos que el Sevilla, entrenado por el joven soriano Pablo Machín, un técnico que se ha hecho desde abajo, y que hoy es el responsable de uno de los mejores equipos de la Liga. Si gana, el Sevilla recupera el segundo lugar que ayer le arrebató el Atlético de Madrid con un solitario penal de Griezmann. El año que viene, el día de Reyes, lo recibirá en el Sánchez Pizjuán. Por eso no están dos jugadores fundamentales, el talentoso Éver Banega, dueño y señor del balón, y Pablo Sarabia. Forzaron la quinta amarilla para perderse este partido y asegurar su presencia en el duelo directo frente al Atleti.

El fútbol que no generará Banega lo tiene que generar hoy el “mudo” Vázquez. El cordobés de Belgrano es titular indiscutido, con su ritmo cansino, su excelente visión de juego, y una zurda deliciosa. El público andaluz le da un colorido especial al encuentro, y vitorean a Tomás Vaclík cuando sale a calentar. El arquero checo es una de las revelaciones del campeonato.

Desde la tribuna alta todavía se ve la Ermita de Nuestra Señora de Butarque, que irá desapareciendo cuando empiece el segundo tiempo, y será invisible entre la Niebla cuando acabe el partido. El público va llenando Butarque, serán más de diez mil hinchas alentando al local, frente a ese eufórico grupo visitante que canta “El Sevilla no se vende”.

Sevilla quiere tener la pelota desde el inicio en la zurda de Franco Vázquez, y el Leganés robar y salir rápido con sus mediocampistas. Antes de los cinco minutos, Rubén Pérez abrió a la derecha para que el camerunés Nyom centrara y el “gigante del norte”, Mikel Vesga, entrara como un tren para meter un cabezazo potente y lejísimos del arquero visitante.

1 a 0. Mazazo para un Sevilla que no despertaba. Más moral para un Leganés que seguía desbordando, ahora el argentino Jonathan Silva se va de su paisano Mercado, y el anticipo de Carrillo en el área se va por arriba. Los visitantes no encuentran los espacios, los pelotazos buscando al goleador portugués André Silva son un regalo de Navidad para los tres centrales del Leganés. Ahí sobresale el nigeriano Kenneth Omeruo, que gana de arriba y cierra rápido por abajo.

Recién a la media hora de juego empieza el Sevilla a llenar de centros el área local, en uno del “mudo”, Sergi Gómez se encuentra un rebote y fusila a “Pichu” Cuéllar a bocajarro. La gran reacción del arquero local salva el empate. La última del primer tiempo la tendrá el argentino Guido Carrillo, con un cabezazo que se va afuera.

La suerte del Sevilla parecía depender de las intermitencias de Franco Vázquez, que alternaba un sombrero y un caño exquisitos con pérdidas de balón peligrosísimas. Pero no todo en el fútbol son caños, pases, y goles, como diría más tarde el indignado Pablo Machín; también hay que estar concentrado, con las antenas abiertas, y la boca cerrada. Parece mentira que el que la abriera fuese el “mudo”. Camino del vestuario le dijo al juez Hernández Hernánez que era un “caradura” por no mostrarle la segunda amarilla a Nyom después del caño que le había metido. “Muy bonito el caño”, le dijo el árbitro, “pero usted no sale a jugar el segundo tiempo, está expulsado”. “Es un inconsciente”, diría su entrenador del jugador argentino.

Apenas comenzado el segundo tiempo, Pellegrino lo pone a Tarín por Nyom, para asegurar la ventaja numérica. Rubén Pérez y Óscar Rodríguez tienen la pelota, pero la neblina empieza a bajar, las imprecisiones de un Leganés atenazado y un Sevilla expectante prevalecen, el partido se vuelve malo, sin llegadas. Todos esperan los últimos quince minutos para jugarse la suerte bajo la niebla.

Roque Mesa es el único que quiere la pelota, la hace circular, le da sentido. Sin la sombra de Banega y Vázquez, se adueña del cuero y se convierte en el mejor de la cancha. Le pone un centro en la cabeza al franco-camerunés Amadou, y el cabezazo se estrella en el palo izquierdo de Cuéllar.

Con el Sevilla quemando las naves, es Óscar Rodríguez el que encuentra los espacios, se va hasta el fondo por derecha, y centra atrás para el derechazo del marroquí En-Nesyri, que revienta el travesaño. Quedan los cuatro minutos adicionales para que el Leganés vuelva a cantar victoria.

Entre la Niebla, vislumbramos que aparece de nuevo Roque Mesa, se gira, y lanza un centro precioso para el petit francés Wissam Ben Yedder. Todos se quedan mirando, los centrales ni sabían que seguía jugando, había pasado desapercibido todo el partido. Así son los goleadores, entró solito, cabeceó abajo, y empató un partido que nadie mereció ganar.

Los sevillistas celebran el punto, un empate que les sirve para ser terceros y aspirar al segundo lugar el día de Reyes, en Sevilla. El Leganés completa siete partidos sin perder, está 4 puntos por delante del Villarreal, que marca la zona del descenso. El equipo funciona, pero la Liga es muy dura, hoy tenía todo para ganar el partido, pero se nubló.

Leganés (1): Iván Cuéllar (5); Unai Bustinza (6), Kenneth Omeruo (7), Dimitrios Siovas (5); Allan Nyom (5), Rubén Pérez (6), Mikel Vesga (6), Jonathan Silva (5); Óscar Rodríguez (6); Youssef En-Nesyri (5), Guido Carrillo (6). Cambios: 47’ Rodrigo Tarín (5) x Nyom, 78’ Nabil El Zhar (5) x Carrillo. Suplentes: Andriy Lunin, Gerard Gumbau, Jose Arnaiz, Javier Eraso, Sabin Merino. DT: Mauricio Pellegrino.

Sevilla (1): Tomás Vaclík (5); Gabriel Mercado (4), Daniel Carriço (6), Sergi Gómez (5); Jesús Navas (6), Ibrahim Amadou (6), Roque Mesa (7), Sergio Escudero (5); Franco Vázquez (5); Wissam Ben Yedder (5), André Silva (5). Cambios: 45’ Quincy Promes (6) x Navas, 61’ Joris Gnagnon (5) x Mercado, 75’ Nolito Agudo (5) x Silva. Suplentes: Juan Soriano, Guilherme Arana, Borja Lasso, Luis Muriel. DT: Pablo Machín.

Figura del Partido: Roque Mesa (7).

 

Leganés, Madrid, 23-12-2018